Lo confirmó Felipe González, Jefe de la Unidad Regional de Esquel, a este servicio informativo.
El Comisario Mayor contó que este sábado por la mañana en momentos que se realizaba un control de rutina en la Ruta Nacional N° 40 y el acceso a la localidad, se pudo observar a un vehículo Renault 18 que venía haciendo maniobras peligrosas, por lo que se procedió a detenerlo para su identificación.

El jefe policial contó que al detener al rodado los uniformados se dieron cuenta que el conductor estaba alcoholizado y lo corroboraron aún más, cuando lo hicieron bajarse del automóvil, ya que no podía mantenerse en pie.

González agregó que se procedió a la demora de este masculino de 40 años de edad hasta que recuperó la lucidez, y el auto quedó secuestrado a disposición del Juzgado de Faltas de Epuyén.
El jefe de la Unidad Regional valoró el control de rutina realizado ya que “evitó lo que podría haber sido un accidente en la ruta”.

En otro orden,  el uniformado se refirió a otra demora por alcoholemia pero esta vez en la ciudad de Esquel.
La misma ocurrió  cerca de las 12 del mediodía en el barrio Ceferino de esa ciudad cordillerana.
Se trató de una camioneta Ford Ranger que estaba realizando maniobras peligrosas por dicha barriada, lo que fue alertado por las cámaras de seguridad y los vecinos del lugar que no dudaron en llamar a la policía.

La demora del sujeto mayor de edad se realizó en la calle Gardel del barrio Ceferino y permanecerá alojado en la comisaria hasta que recupere la lucidez.