El ministro de Medio Ambiente de la Provincia Ignacio Agulleiro, confirmó que la mancha de hidrocarburo aparecida en el Golfo Nuevo surgió del potero chino hundido semanas atrás, pero aclaró que el incidente “no significa un riesgo ambiental”.
Agulleiro relató que el miércoles buzos de Prefectura y del Ministerio “detectaron la salida de una gota de combustible de un tanque del buque” hundido a unos 70 metros de profundidad y a unos 300 metros de la costa de Puerto Madryn.
El ministro relató que antes del hundimiento, la Prefectura Naval tuvo a su cargo la limpieza del barco y se certificó la extracción del 100 por ciento del hidrocarburo.

“Se sabe que en operaciones de este tipo siempre puede quedar resto combustible”, agregó Agulleiro, cosa que finalmente sucedió cuando una guardia de la misma Prefectura detectó la filtración de un tanque del barco a la superficie.

El ministro afirmó que el mencionado tanque había sido limpiado con agua caliente a presión, al igual que toda la estructura del barco que se asemeja dijo a un “edificio de 30 pisos”.

Explicó que el sector del mar donde se detectó la mancha de hidrocarburo “fue aislada” y toda el área fue sometida a una recuperación según establecen los protocolos para este tipo de casos.

“No hay afectación al medio ambiente”, reiteró Agulleiro, quien dijo que la filtración “cesó y la gente debe estar tranquila y no hacer caso a versiones que se difundieron sobre todo por redes sociales”.-