Fue en una convocatoria conjunta entre la CGT del Valle y las CTA  Autónoma y de los Trabajadores que convocaron a unos mil trabajadores públicos y del sector privado, que rechazaron las reformas impulsadas por el Gobierno Nacional y la postura de acompañamiento asumida por el Gobierno Provincial. 
Los trabajadores de movilizaron por las calles de la capital provincial, teniendo como epicentro el ministerio de Economía y la Peatonal Fontana, frente a casa de Gobierno.
El acto coincidió con el paro provincial convocado por la Asociación Trabajadores del Estado y la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut.
El primero en hablar fue el titular de la CTA de los Trabajadores, Tomás Montenegro, quien reivindicó la tradición de lucha del movimiento sindical, en contra de las políticas neoliberales.

En tanto la secretaria general de la CTA Chubut, Claudia Barrionuevo, quien aseguró que “la unidad” de los trabajadores es el “único camino” para defender las conquistas laborales y la democracia.

En el mismo sentido se manifestó el titular de la CGT del Valle, Luis Núñez,  quien calificó de “mentiroso” al Gobierno Nacional, por los proyectos de reforma laboral y previsional, que van a contramano de sus promesas de campaña.
Núñez también calificó de “serviles de los designios del macrismo” la actitud asumida por la Provincia y otros gobernadores del país.

El dirigente de la CGT del Valle dio un mensaje a los representantes de la Provincia en el Congreso de la Nación al advertir que la reforma laboral que se pretende impulsar en el recinto no generará nuevos puestos de trabajo, sino flexibilizar a los trabajadores como ocurrió en la década del ´90.

En tramo de su discurso dedicado al gobernador de la Provincia, Luis Nuñez, aseguró que “hay miles de trabajadores que quedaron en la calle en el sector privado” y advirtió que lo mismo ocurrirá con los empleados públicos si se avanza en los acuerdos con la Nación.
Nuñez opinó que la Provincia administra mal los recursos naturales y puso como ejemplo la situación crítica del sector petrolero, con miles de despidos y la explotación de los recursos marinos, que deja pocos dividendos a la Provincia y genera pocos puestos de trabajo.

La dirigente Carolina Rubio del Sindicato de Docentes Privados, aseguró que la reforma educativa planteada por el Gobierno Nacional, atenta contra los derechos de los trabajadores.
Además denunció  que muchos trabajadores de la educación de escuelas de gestión privada trabajan en negro, sin obra social y sin licencia por maternidad.