Lo aseguró en diálogo con Radio Chubut este lunes por la tarde el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares.

El jefe comunal pidió que el gobierno provincial deje de ocultar los problemas debajo de la alfombra y recordó que las elecciones ya pasaron y ahora está enfrente la realidad que es contundente.
“Si siguen con la historia del legado de Mario Das Neves y no se hacen cambios urgentes, el 2018 será económicamente insostenible” describió.
Recordó que la provincia está en cesación de pagos que se traduce en acciones tan elementales como no saldar el consumo a las cooperativas de servicios públicos.
Encima el Estado, entre los compromisos financiero de distinto origen que tiene, ya acumuló un presupuesto completo y se sigue endeudando sin solución a la vista.
Por eso reclamó nuevamente que se discuta la minería como actividad económica porque si no se hace algo para que ingresen nuevos recursos y se sigue hablando “del legado” vamos a un camino sin retorno.
En el caso de los municipios, Linares repasó que hay comunas que todavía no pagaron los sueldos y tienen de acá a principios de enero que pagar dos masas salariales y media, es decir el sueldo del mes en curso, el medio aguinaldo y los salarios del mes que viene.
“Es imposible que cumplan muchos que ni siquiera tienen plata para pagar los sueldos del mes pasado” advirtió.
Aclaró que esto mismo se lo dijo al gobernador Mariano Arcioni durante la reunión que el flamante gobernador y su equipo mantuvieron con los intendentes.
Las declaraciones de Carlos Linares se conocieron tras el levantamiento de la retención de servicios que durante siete días realizaron los choferes de la empresa Patagonia Argentina, por lo que durante una semana entera esa ciudad estuvo sin el servicio hasta hoy.
“Después de muchas promesas incumplidas aparecieron 7 millones de pesos y con eso se levantó la medida y el servicio volvió” dijo Linares, quien reivindicó al dirigente de Comodoro Rivadavia Rafael Cambareri que colaboró en la solución, en contraposición con el ministro coordinador de gabinete, Sergio Mammarelli, que tuvo una postura displicente.
Sembró sus sospechas de que en el gobierno hay quienes no lo ayudan a Mariano Arcioni y como para no dejar lugar a sospechas, aseguró que las denuncias que esa municipalidad presentó contra la ministro de familia Leticia Huichaqueo, seguirán adelante.