Es porque el titular de esa cartera, Oscar Petersen, lleva meses sin hacerse presente en su despacho y así seguirá hasta por lo menos el mes de Enero.

“El subsecretario Petersen se fue por problemas de salud, está en Buenos Aires, y al parecer no vendrá hasta el año próximo” denunció Dominga Paredes, delegada de ATE.
Los trabajadores de esa repartición provincial están en estado de asamblea permanente por la falta de respuesta a los más elementales requerimientos laborales.
Según Paredes “no sabemos quién manda, no nos proveen de lo mínimo para trabajar y cualquiera toma declaraciones y denuncias sobre temas muy sensibles”.
Entre el reclamo más angustiante, le dirigente de ATE pidió por un compañero que hace 8 meses que no cobra, justamente desde que terminó todo el trámite que certifica su condición para quedar estable en el marco del cupo por discapacidad que prevé la ley.
Paredes asegura que los empleados de derechos humanos de la provincia no tienen jefes visibles a los que reportar y lo más grave, es que aparecen personas que nada tienen que ver con esa repartición y ocupan puestos sin que se respete la más mínima jerarquía o antigüedad.