Así lo dio a conocer Jorge Kerk, responsable de Comercialización y Método de la Cooperativa de Rawson, quien aseguró que el cambio se debe a la falta de soporte técnico para seguir sosteniendo el sistema actual.
Kerk destacó que la nueva modalidad presenta muchos beneficios para los usuarios, como la posibilidad de chequear el consumo de energía a través de una aplicación y recibir alertas sobre un posible exceso en el consumo.
Kerk detalló que los usuarios tendrán que la instalación del nuevo sistema implica un costo que va desde los 8 mil a los 12 mil pesos, dependiendo de si se trata de consumidores con una instalación monofásica o trifásica.
En ambos casos los usuarios tendrán la posibilidad de pagar la colocación del nuevo sistema hasta en 12 cuotas sin interés, o en su defecto, pasarse al sistema de medidor común, realizando las adecuaciones correspondientes.
Kerk precisó que el viejo sistema prepago tendrá vigencia hasta el 1 de febrero de 2018, pero los usuarios tienen plazo para solicitar el cambio hasta el 31 de diciembre.
En tanto Federico Espinosa, responsable de sistemas de la Cooperativa de Rawson, destacó especialmente, que el nuevo régimen prepago, permitirá la compra de energía en puntos externos a la Cooperativa, como las estaciones de servicios, ampliando las posibilidades de atención a las 24 horas y también durante el fin de semana.