Se llama Matías Torres, es de Rawson y reside en Córdoba donde se recibió de diseñador industrial.
Como parte de su tesis, Torres presentó un proyecto junto con su compañero Rodrigo Núñez que consiste en el desarrollo de una silla de ruedo compacta y para uso cotidiano que le permite al usuario erguirse a través de un apoyo neumático.

Matías describió que el prototipo diseñado fue donado a una joven cordobesa que lo usa cotidianamente y además elaboraron a pedido otra unidad.

Explicó que por ahora el proyecto está en el segmento “alfa”, es decir que está en etapa del pulido de detalles para mejorar el prototipo, con la intención de colocarlo en el mercado como una alternativa para mejorar la vida de las personas que tienen que sobrellevar una parálisis de los miembros inferiores.

El diseñador consideró que este tipo de implementos deben fabricarse a la medida de los usuarios para que la adaptación sea plena, y se mostró entusiasmado con la unidad que hicieron a solicitud de una mujer parapléjica que fue avalado por un fisiatra.