Lo hicieron por vía judicial, según confirmó el gerente de esa compañía, Adrián Contreras, en diálogo con Radio Chubut.
El dirigente reconoció que son “dos o tres” los regantes que solicitaron información sobre el manejo económico de la entidad que “le fue respondido de inmediato” detalló.
Contreras se mostró en cierta forma sorprendido por la requisitoria, ya que “si vienen acá se les da la información como a cualquiera”.
Sin embargo es lógico pensar que si lo hicieron por la vía judicial, se está detrás de algo que por ahora no se sabe pero se sospecha, aunque “no sé qué harán con los datos obtenidos” se confesó el gerente de la compañía.
La requisitoria tendría que ver con el último incremento del 37 por ciento de aumento que se dispuso como una forma de equilibrar lo que aporta el estado y lo que deben brindar los regantes buscando un “50 y 50”, explicó Contreras.
Los números de la compañía son monitoreados y auditados anualmente por parte del Instituto Provincial del Agua que conduce el inquieto Gerardo Bulacios.
Contreras sin embargo tomó distancia de cualquier conflicto recordando que “nosotros estamos para brindar un servicio y que todo funcione”.
Entusiasmado con su tarea, el gerente de la compañía de riego explicó que la semana que viene se largará el agua en los canales para realizar el ciclo anual que se completará en unos 15 días, cuando todas las zanjas estén cubiertas al servicio de la producción agropecuaria.