Las tareas habían tenido algún retraso en estos últimos días y es por esa situación que la ciudad capital se vio afectada por los malos olores, según reconoció el director de medioambiente de la ciudad, Julio Ibáñez, en dialogo con la prensa.
El funcionario destacó los trabajos que está desarrollando personal de la secretaría de obras públicas y se refirió además al acuerdo alcanzado entre el ministerio de medio ambiente, el municipio de Rawson y las empresas pesqueras, buscando la prohibición del enterramiento de estos desechos.

El funcionario detalló que el acuerdo comprende la construcción de una planta de transferencia de estos residuos para los cual las pesqueras deberán aportar el dinero y conformase como un consorcio.
Ibáñez aseguró que se está avanzado en ese proceso y reconoció que hasta tanto se logre alguna concreción se deberá seguir con las tareas de enterramiento.

Sostuvo que los trabajos de enterramiento corren por cuenta y responsabilidad del municipio.
Y reconoció en ese marco los inconvenientes que la demora generó en los vecinos de la capital provincia.

Por último, dijo que los plazos para la prohibición del enterramiento no están atrasados sino que marcaban el inicio de las negociaciones con las pesqueras para lograr que el tema sea solucionado definitivamente.