Es porque esa institución solicitó a los ediles se requiera información a la cooperativa eléctrica en torno a los fondos que deben recibir de manera mensual por los aportes de vecinos y que son utilizados para solventar los gastos de los cuarteles.

Santiago Águila, secretario de la asociación, dialogó con la prensa y describió que desde el mes de octubre a la fecha, se ha disminuido la cantidad de fondos que se reciben de la entidad de servicios públicos que actúa como recaudadora de la tasa.

 

Águila se refirió además a un encuentro previo ocurrido a principios de esta semana cuando la comisión se reunió con el presidente de la cooperativa Fabián Gómez Lozano.

En ese marco, según sostuvo el directivo, se solicitó a la entidad saber donde están los fondos que se pagan mensualmente y que debieran estar destinados a bomberos voluntarios.

 

El secretario de la comisión dijo que en el marco de esa reunión con autoridades de la entidad de servicios públicos, no hubo especificaciones ni datos nuevos para aportar.

Sostuvo que existen dudas en relación a la manera en la que se recaudan los fondos para bomberos voluntarios teniendo en cuenta que en muchos casos, hay vecinos que pagan dos facturas juntas, de las que se emite un solo recibo y por el cual no se puede calcular con certeza cuánto es el dinero que debe remitirse a los bomberos voluntarios.

Sobre la reunión de este jueves, Águila manifestó que la intención es que los ediles apoyen este pedido para conocer cabalmente la recaudación y que sean los concejales quienes operen como ente fiscalizador.

Se quejó además porque la ordenanza que rige la tasa de bomberos no especifica fechas límite de pagos y la cooperativa demora la remisión del dinero.