En el partido más atractivo en lo que va del torneo, el japonés derrotó a Diego Schwartzman por 5-7, 6-2 y 6-2, y se cruzará en cuartos de final con Joao Sousa.