Con goles de Cristian Llama, Jonatan Galván y Alexis Castro, el Tiburón venció por 3-1 al Xeneize, que tuvo una actuación deslucida y descontó con el debutante Junior Benítez.

Boca no tuvo una noche feliz en Mar del Plata este sábado. Perdió por 3-1 frente a Aldosivi en el estadio José María Minella y sumó muchas dudas en torno a su funcionamiento colectivo.

Ya a los siete minutos, Cristian Llama envió un pelotazo desde más atrás de la mitad de la cancha por la izquierda y dejó pagando en su pésima salida a Axel Werner. Fue un gol insólito que, lejos de despertar una fuerte reacción xeneize, marcó el resultado al cabo del primer tiempo.

Pero en el complemento, el trámite continuó cuesta abajo para los de Guilermo Barros Schelotto. Otra vez de entrada, a los cuatro minutos, recibió un gol, el de Jonatan Galván de cabeza tras un córner desde la derecha a los 15. Después, ante la pasividad de los de La Ribera, Alexis Castro definió tras una veloz contra para una goleada que más tarde, a los 30, frustró el ingresado y debutante Junior Benítez con una aparición por izquierda.

Así, un deslucido Boca sumó problemas en una presentación para el olvido, y el Tiburón se quedó con la amistosa Copa Ciudad de Mar del Plata.