Hoy se realizó la reconstrucción del momento en que Jorgelina, una testigo de parte, describió en el lugar de los hechos el momento en que observó al patrullero de la policía dejando en la calle al cuerpo del joven, en la mañana del 5 de septiembre del 2010.
La joven describió con lujo de detalles cómo detuvo su andar en la calle el patrullero, se bajaron los policías, abrieron una de las puertas traseras y dejaron el cuerpo sobre el pavimento, en calidad de bulto.
Jorgelina estaba detrás de un árbol, en el que se ocultó junto con otra amiga por temor a que la policía vaya por ellas.
Así lo describió la fiscal Mirta del Valle Moreno, en diálogo con radio Chubut.
La integrante del ministerio público fiscal recordó que la testigo y la víctima fatal habían estado un par de horas antes en el boliche Místico, donde se inició el raid de violencia y muerte según la parte acusatoria.
Moreno basa también los cargos en un hecho paralelo al de Julián Antillanca y que se conoció como “el caso de los hermanos Aballay” los que fueron llevados a la seccional cuarta, golpeados y detenidos ilegalmente sin que su ingreso conste en los libros de guardia.
La fiscal consideró muy importante el testimonio de Jorgelina para el ministerio público fiscal que terminaría su tarea el viernes para dar paso luego a la defensa en esta segunda versión del juicio oral y público cuya apertura fue ordenada por el Superior Tribunal de Justicia.