Lo reconoció el subsecretario de servicios públicos del Chubut, Rubén Reyes.
El funcionario explicó que los generadores se rompen y no se reponen con rapidez por lo que se producen inconvenientes como los que padecieron los pobladores de Gan Gan durante cinco días, con cortes intermitentes.
Reyes reconoció que no hay generadores propios y también admitió que nadie quiere alquilar porque como se demoran en el pago, cuando van nuevamente a contratar equipos los dueños se resisten hasta que no se salden las deudas anteriores.
“El estado siempre paga pero a veces tarda” reconoció Reyes, con las consecuencias que luego terminan sufriendo los pobladores del interior.
Para subsanar en parte el déficit, el subsecretario de servicios públicos anunció que en 30 días contarán con tres nuevas unidades de generación, recientemente adquiridas.