Fue en ele marco de la sesión que se realizo este miércoles por la tarde.
El ex funcionario Gustavo Díaz Mare, aseguró que los ediles lo apartaron del cargo como consecuencia de una diferencia económica que tiene su origen en los fondos que el ejecutivo no envía al concejo y que no es responsabilidad suya.
Diaz Mare sostuvo no haber incurrido en ningún error de tipo administrativo en el uso de dinero del presupuesto.
En ese sentido, manifestó que lo que hizo fue pagar a los proveedores a los que se les habían realizado algunas compras.
También indico que el presupuesto que maneja el Concejo no es de un volumen importante, pero que al faltar parte de ese dinero, a los concejales “se les ponen los pelos de punta”, porque no pueden afrontar otros compromisos.
Finalmente, Diaz Mare se mostró satisfecho con su gestión en la administración del cuerpo.